La Marina Lindy hop es nuestra “niña bonita”, el proyecto con el que empezamos y con el que surge la esencia de La Marina Social Club.
La Marina lindy hop nació en 2014, de la mano de Rubén Atienza y Ana Oliete, con mucha ilusión por traer la escena de los años 20 y 30 del mundo del swing a Dénia.
En un principio, el proyecto se llamó Spirit of st Louis La Marina Lindy Hop, ya que empezamos como parte del proyecto Spirit Valencia, escuela donde nos iniciamos en el mundo de Swing. Empezamos a dar clases de Lindy Hop en Balearia a un pequeño grupo de gente, con el tiempo, baile tras baile en plazas y paseos de la Marina Alta, se convirtió en una comunidad como nunca imaginamos, hasta abrir las puertas de nuestro propio local en Denia en 2017.

Nosotros

Ana Oliete, de Dénia de toda la vida, estudió Traducción e Interpretación en Castellón. Empezó a bailar Lindy hop en 2012 en Spirit Valencia, y desde entonces mi vida es puro bouncing. Mi inquietud por seguir aprendiendo para poder transmitirlo a mis alumnos y alumnas me ha llevado a asistir a workshop nacionales e internacionales regularmente, incluido Herrang Dance Camp.
Rubén Atienza, valenciano, se licenció en Educación física en la Universidad de Valencia. Se formó en Circo en la Escuela de Circo de Cuba y en la escuela de Pantomima-Teatro de Guanajuato México). Artista -profesor de circo, empezó a bailar lindy hop en 2011 en Spirit Valencia.
La enseñanza es su profesión y su pasión, y lo intenta transmitir en todas sus clases.

Lindy Hop

El Lindy Hop es un estilo de baile que nació en los años 20 en la sala de Baile Savoy Ballroom en la ciudad de Nueva York de la mano de bailarines afro-americanos.

LOS ORIGENES

A mitad de los año 20 se bailaba Charleston. Un baile que tenía muchas posiciones cerradas aunque se iban introduciendo elementos de otros estilos de baile como el “Texas Tommy” , hasta que los bailarines de la Ballroom empezaron a incorporar posiciones abiertas a este baile.

A estas posiciones abiertas se le introdujeron pasos acrobáticos que aumentaron la espectacularidad del baile y provocó que todo el mundo en Estados Unidos bailara este nuevo y revolucionario baile y acabaran declarando el Lindyhop como “baile nacional” en 1943.

El Lindyhop siguió evolucionando con nuevas tendencias y llevó a una variedad de estilos de swing: West Coast, Boogie Woogie, Balboa, Wendy,…

¿POR QUÉ EL NOMBRE DE LINDY HOP?

El nombre tiene relación con el famoso vuelo transatlántico realizado por Charles Lindberg en 1927 en el que atravesó el Océano Atlántico desde NuevaYork a Paris con su avión “Spirit of St Louis”. Los cronistas de la época al contar sus hazañas acortaban el nombre de Lindberg por “Lindy”.

En uno de los maratones de baile en la sala Savoy Ballroom en el que se conmemoraba dicho vuelo un periodista le pregunta a George “Shorty”, un gran bailarín del momento,:”Como se llama ese baile?” a lo que “Shorty” respondió espontáneamente “Esto es Lindy Hop”. Traducido significaría salto de Lindy haciendo referencia al salto del océano que había conseguido hacer Charles Lindberg alias Lindy.

EL RESURGIMIENTO DEL LINDY HOP

Nadie ha contribuido más al Lindy Hop como Frankie Manning, bailarín, innovador y coreógrafo.

Durante gran parte de su vida fue un embajador no oficial de Lindy Hop. Originalmente llevó a cabo giras en los años 30 como bailarín y coreógrafo junto con su grupo, los Whitey Lindy Hoppers y en los años 40, ayudó a difundir la popularidad del Lindy Hop a través de tres continentes.

Y como no podía ser de otro modo en la década de los 80 en el denominado renacimiento del baile del Swing, Frankie Manning fue una fuerza impulsora de todo el mundo con su enseñanza, coreografía y performance. Su amor por la música swing y el baile era contagioso como su deslumbrante sonrisa.

Así casi al unísono en Estados Unidos y Europa (Suecia) en 1980 se empieza a recuperar este baile hasta nuestros días.

Actualmente existen miles de escuelas de Lindyhop en los cinco continentes, miles de comunidades de lindy hoppers que bailan sin parar intentando respetar los valores que Frankie intento instaurar antes de su muerte como son divertirse bailando Lindy Hop, mantener la autenticidad histórica del baile Lindy Hop y su música, el mantenimiento de una verdadera comunidad entre los bailarines y muchos otros que están inmersos en este nuestro baile.

I've never seen a Lindy Hopper who wasn't smiling. It's a happy dance. It makes you feel good. 

-Frankie Manning